/Rehabilitación, Restauración

Nueva Plaza, Centro Social y Casa Parroquial en Horcajo de Santiago

Horcajo de Santiago, Cuenca
/Rehabilitación, Restauración

Nueva Plaza, Centro Social y Casa Parroquial en Horcajo de Santiago

Horcajo de Santiago, Cuenca
Año 2009-2011
Localización Horcajo de Santiago, Cuenca
Superficie Plaza: 2.607m² / Centro Social: 668m²
Cliente Ayuntamiento de Horcajo de Santiago
Presupuesto 1.145.041€
Estado Construido

La escala del nuevo edificio sociocultural y parroquial y sus volúmenes fraccionados dialogan con las construcciones de su entorno y se disponen conformando el espacio urbano en dos ámbitos diferenciados.

La escala del nuevo edificio sociocultural y parroquial y sus volúmenes fraccionados dialogan con las construcciones de su entorno y se disponen conformando el espacio urbano en dos ámbitos diferenciados.

Proyecto finalista en la XII Bienal de Arquitectura y Urbanismo 2013.

El proyecto comprende la creación de una nueva plaza en el centro histórico de Horcajo de Santiago (Cuenca), en el solar de un colegio construido en los años 60, que implicó una evidente agresión a la iglesia por su cercanía, diseño y escala.

La incorporación de 1000 m² de espacio público en una ubicación estratégica del centro histórico, junto a la Casa de la Cadena, próximo al Ayuntamiento y a la Casa de la Cultura y la eliminación del evidente impacto negativo que sufría Iglesia de la Concepción por el exagerado volumen del edificio docente, ha supuesto una mejora en la escena urbana y la creación de un nuevo espacio para el disfrute público.

El proyecto incorpora además un pequeño pabellón de uso sociocultural y un centro parroquial de reducidas dimensiones, que soluciona el problema de la medianera que se origina al demoler el referido colegio.

La escala del nuevo edificio sociocultural y parroquial y sus volúmenes fraccionados dialogan con las construcciones de su entorno y se disponen conformando el espacio urbano en dos ámbitos diferenciados con diferente calificación para su uso. Las alineaciones de árboles ayudan a configurarlo. El espacio recuperado tiene sin embargo, un carácter unitario. El adoquín de piedra caliza y las zonas terrizas comparten el tratamiento austero, ausente de retórica, con el mínimo mobiliario urbano.

El nuevo edificio abre sus huecos a patios interiores, presentando lienzos de potentes muros de mampostería que tratan de interpretar el eco de los paramentos de la iglesia.

El adoquín de piedra caliza y las zonas terrizas comparten el tratamiento austero, ausente de retórica, con el mínimo mobiliario urbano.

Tu proyecto en las mejores manos.
Proyectos relacionados