/Rehabilitación, Restauración

Casa Palacio en la Finca Monasterio, El Escorial

Finca Monesterio, San Lorenzo del Escorial, Madrid
/Rehabilitación, Restauración

Casa Palacio en la Finca Monasterio, El Escorial

Finca Monesterio, San Lorenzo del Escorial, Madrid
Año 2016
Localización Finca Monesterio, San Lorenzo del Escorial, Madrid
Superficie 850m²
Cliente Anida Desarrollos Inmobiliarios S.L.
Presupuesto 230.359,64€
Estado Construido

Uno de los factores de deterioro de la cubierta era la presencia de cigüeñas, que disponían sus nidos año tras año en el mismo sitio incorporando sistemáticamente más carga sobre su estructura.

Uno de los factores de deterioro de la cubierta era la presencia de cigüeñas, que disponían sus nidos año tras año en el mismo sitio incorporando sistemáticamente más carga sobre su estructura.

La «Casa Palacio» se encuentra en la Finca Monesterio, entre la autopista A-6 y el río Guadarrama, junto a una antigua vía pecuaria, a los pies de la sierra de Guadarrama. La finca de Monesterio, junto con la de Campillo están situadas dentro de la Cerca de Felipe II, dentro del ámbito del Real Sitio de San Lorenzo de El Escorial.

Se aprecian, mediante la observación de las fábricas, materiales y aparejos de los muros, al menos tres fases con bastante claridad. Una primera fase posiblemente del S.XIV, con fábricas mixtas de mampostería de piezas irregulares grandes, incluso bolos rodados, y ladrillo. Una segunda fase en la que aparentemente se amplía el edificio hacia el Sur, construyéndose un nuevo muro de fachada, realizado con sillería bien escuadrada y de proporción casi cuadrada. Finalmente, el edificio es transformado y ampliado por Felipe III con su arquitecto Juan Gómez de Mora en 1.611, quien le aporta su último diseño. En esta fase se abren los huecos sobre el cuerpo bajo de la fachada Sur y se recrece la segunda planta con fábrica de un sillarejo grande y poco escuadrado, casi sin labra y de proporción bastante alargada.

Previo al proyecto de consolidación el edificio se encontraba en un estado avanzado de ruina, aunque mantenía aún parte de sus elementos característicos y buena parte de sus muros. Uno de los factores de deterioro de la cubierta era la presencia de cigüeñas, que disponían sus nidos año tras año en el mismo sitio incorporando sistemáticamente más carga sobre su estructura.

El proyecto consistió esencialmente en la consolidación del edificio siguiendo el criterio de «mínima intervención» e incluyó también el traslado de los nidos de cigüeñas a una estructura de soportes tubulares a escasos metros del edificio por las exigencias de la Consejería de Medio Ambiente. Los soportes no son verticales, sino inclinados en distintas direcciones y ángulos a semejanza de los troncos de los árboles del bosquete, y cada pareja de éstos se arriostran entre ellos y con un tercero que estabiliza y hace isostático el conjunto.

Los soportes no son verticales, sino inclinados en distintas direcciones y ángulos a semejanza de los troncos de los árboles, y cada pareja se arriostra entre si y con un tercero que estabiliza el conjunto.

Tu proyecto en las mejores manos.
Proyectos relacionados