RESTAURACIÓN CUBIERTAS Y ADECUACIÓN ARQUITECTÓNICA DE LA IGLESIA DE SANTA MARÍA LA BLANCA

SITUACIÓN: Toledo
PROMOTOR: Arzobispado de Toledo
FECHA: 2012-2013
P.E.M.: -
SUPERFICIE: 530,78m2

MEMORIA:
El objetivo primordial del presente proyecto es la renovación de la cubierta del edificio con modificación de su solución constructiva, tanto en su composición como en la resolución de los aleros, encuentros y remates.
Además de unos adecuados materiales de cubierta, el diseño del sistema constructivo es trascendental para conseguir el buen funcionamiento de un tejado. La pendiente de los faldones es primordial. En nuestro caso, las pendientes oscilan entre el 33, (18,15º) y el 45%, (24,13º), si bien cuentan con ensillado, por lo que en estas zonas la pendiente será menor del 30%.
La solución constructiva que se propone, pretende mejorar los siguientes aspectos de la cubierta actual:
Asegurar la impermeabilidad de la solución mediante una doble cubierta.
Asegurar la calidad, durabilidad y estabilidad de la cubrición.
Asegurar la eficiente evacuación de las aguas pluviales.
Asegurar la posibilidad y seguridad de los trabajos de mantenimiento y conservación.

La propuesta que hacemos para la solución de cubierta, es la siguiente:
Se instalará sobre la ripia existente un enrastrelado a modo de correíllas, calzadas con cuñas y cola de espuma de poliuretano, corrigiendo las deformaciones del faldón de cubierta y recuperando su planeidad.
Sobre este enrastrelado se instalará una cubierta de fibrocemento.
Sobre esta cubierta se dispondrá la cubrición de teja, utilizando para ello teja nueva en las canales y teja vieja recuperada en las cobijas. Todas ellas se recibirán con cola de espuma de poliuretano especial para fijación de teja, asegurando con gancho o atornillando las cobijas.
Un segundo objetivo es mejorar y adecuar arquitectónicamente las estancias del ábside de las naves laterales de orientación Sur de la iglesia-sinagoga.
Se persigue el incorporar estas estancias a la visita cultural y turística, de forma que se facilite y se mejore la lectura arqueológica e histórica del edificio.
Se pretende igualmente, dignificar estos espacios que hoy son residuales y garantizar con su incorporación orgánica al monumento su permanencia y conservación.