REHABILITACIÓN DE LA CASA DEL MAESTRO ALMEIDA COMO MUSEO

SITUACIÓN: Colmenar Viejo. Madrid.
PROMOTOR: Comunidad de Madrid.
FECHA: 2005-2010
P.E.M.: 1.083.727,11€
SUPERFICIE: 1.145m2

MEMORIA:
Proyecto premiado con la categoría de seleccionado en la XII Bienal de Arquitectura y Urbanismo 2013.
La rehabilitación se ha realizado sobre un viejo edificio residencial con bodega del siglo XVIII, en el que la Dirección General de Arquitectura de la Comunidad de Madrid promueve un proyecto para su adaptación a museo local, con la construcción de un pequeño pabellón exterior para cafetería y la ordenación y ajardinamiento del espacio libre.
El concepto de la intervención está marcado por una correcta interpretación de la significación arquitectónica del edificio, recuperando su tipología estructural y dotándole de un idioma contemporáneo pero sin perder la vinculación con las preexistencias. El proyecto plantea mantener los muros y características de las fachadas, la posición relativa de la estructura y la cubierta, reconstruir el método constructivo original (muros de carga de ladrillo y forjados y cubierta de madera) y recuperar las bodegas situadas en la planta sótano.
La utilización limitada de materiales y una síntesis reducida a la propia expresividad de la estructura, constituida por muros de carga y forjados de madera, conducen a un lenguaje fácilmente entendible, en donde es la concepción espacial de gran permeabilidad entre sus ámbitos lo que aporta la imagen de contemporaneidad. Esta organización convierte el recorrido de la visita a la exposición en una serie de visiones cruzadas de un espacio a otro, explotando la riqueza espacial como un activo expositivo más y que permite además que la gran cubierta esté presente en todas las zonas del museo como elemento unificador.
La pieza de cafetería es una pequeña edificación de nueva planta construida con un lenguaje actual que armoniza y se integra en el entorno de la vivienda.
En el acondicionamiento de los espacios exteriores las plantaciones y el arbolado propuesto han tenido un papel muy destacado, como reflejo de la importancia del medio físico en la identidad y tradiciones de Colmenar Viejo.