PANDA OESTE Y CLAUSTRO, MONASTERIO PAULAR

ADECUACIÓN MUSEÍSTICA DEL CLAUSTRO Y NUEVOS ESPACIOS EXPOSITIVOS

SITUACIÓN: Monasterio de Santa María de El Paular. Rascafría, Madrid.
PROMOTOR: Subdirección General del Instituto del Patrimonio Cultural de España. Ministerio de Educación, Cultura y Deporte
FECHA: 2010
P.E.M.: 3.225.553,79€
SUPERFICIE: 1.592,14m2

MEMORIA:
La adecuación museística del Claustro, coordinado con El Museo de El Prado para recibir a ¨los Carducho¨ y la creación de nuevos espacios expositivos entrañan un importante avance en la revitalización del conjunto del monasterio.
Las actuaciones en este proyecto comprenden por una parte la adecuación del interior del Claustro y por otra la rehabilitación de las dependencias anejas.
La finalidad principal de la adecuación y restauración del interior del claustro es posibilitar la instalación de cuadros pertenecientes a la cartuja, hoy en día depositados en el Museo del Prado. Por tanto el programa de este primer objetivo reside en estudiar las condiciones físicas y técnicas, constructivas, ambientales, de seguridad, etc. que permitan la posibilidad de instalación y contemplación de dichos cuadros en el claustro existente. Para ello se realiza un acondicionamiento completo del espacio para proporcionar a las pinturas las condiciones apropiadas tanto para su disfrute como para su conservación y mantenimiento en el futuro.
La rehabilitación de las dependencias anejas al claustro consiste fundamentalmente en su cambio y adaptación a uso museístico, en particular el área ocupada por las antiguas celdas de la panda oeste, con una superficie aproximada de 400,00 m2. El uso museístico que se propone es de carácter amplio, con la finalidad de poder exponer piezas de gran formato o elementos menores. Ambas actuaciones estarán destinadas a los usos comentados y en consecuencia deberán cumplir las normativas que hacen referencia a los locales de uso público y estarán dotadas de cuantos requisitos sean necesarios desde el punto de vista museológico. Para ello se abren los espacios entre celdas manteniendo los huecos originales y creando espacios abiertos contemporáneos para las exposiciones.
Entendemos que el criterio que ha de prevalecer sobre los demás es el respeto al edificio, lo que implica el estudio y conocimiento profundo del mismo y su entorno, tanto desde el punto de vista arquitectónico, histórico y artístico, como tipológico, estructural o constructivo.